TRAS EL TELÓN DEL PROGRAMA DE RECUPERACIÓN DE AVES NECRÓFAGAS DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

Por regla general acostumbramos a recibir noticias sobre balances y resultados de los numerosos programas de conservación de la biodiversidad, pero es poco lo que trasciende de cómo funcionan y en especial sobre las personas que los hacen posibles. Los programas de Recuperación de Especies Amenazadas de la Junta de Andalucía se encuentran bien consolidados desde hace años. Tal es el caso del Programa de Recuperación de Aves Necrófagas, que ejecutado a través de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (AMAYA), tiene como principal misión efectuar el seguimiento de las poblaciones de las especies de buitres andaluces y el milano real en esta comunidad autónoma. También está entre sus cometidos identificar con exactitud las amenazas más graves para cada especie, así como proponer soluciones eficaces que garanticen la viabilidad de sus respectivas poblaciones a largo plazo en el territorio.

Alimoche IMG_2858

Quique y José Ramón están marcando con todo cuidado a un alimoche adulto, uno de los últimos de Andalucía. El seguimiento es fundamental para la supervivencia de la especie, ya que ayuda a diseñar las medidas más eficaces de conservación.

Como hemos contado repetidas veces en el blog, la principal amenaza para las aves necrófagas o carroñeras en todo el planeta es el uso del veneno, que además constituye un delito en la mayor parte de los países de nuestro entorno. Para las especies en una situación más desfavorable, como el alimoche, la mortalidad adicional causada por colisión con parques eólicos en rutas migratorias pone aún en mayor riesgo el futuro de las poblaciones andaluzas, las más meridionales del continente. A estas y otras amenazas hacen frente los programas de la Junta, que luchan por encontrar puntos de entendimiento entre la necesidad de conservar nuestra biodiversidad y la aspiración legítima de los territorios por avanzar en una Europa cada vez más humanizada y competitiva.

Frente a la amenaza del veneno la Administración Pública Andaluza ha desplegado a la Estrategia Andaluza de Lucha Contra el Veneno (EAV), activa desde el inicio de este siglo. Aunque dedicaremos su propio espacio a este programa pionero, que es referencia en el contexto internacional, tenemos que decir que ha contribuido con mayúsculas a que se inviertan las terribles cifras de aves muertas por esta causa, que estuvieron a punto de hacer desaparecer a las carroñeras andaluzas. No obstante como consecuencia de los años de mayor virulencia en uso de veneno, Andalucía vio extinguirse hace unas décadas a su población de quebrantahuesos y ha estado a punto de hacer lo propio con la de alimoche, de no haber llegado a tiempo en la lucha contra el veneno.

Alimoche IMG_20160704_200148 (1)

La conservación de las especies andaluzas no la escriben nombres propios, sino los equipos que la hacen posible. Es el resultado de la ilusión y el esfuerzo coordinado de muchas personas, que han hecho de esta causa su modo de vida. En la imagen los Agentes de Medio Ambiente de Málaga celebran con éxito el anillamiento de un pollo de alimoche por el equipo de necrófagas.

Hoy las poblaciones de buitre leonado se encuentran en su mejor momento y algo parecido sucede con las de buitre negro. Como explicamos en una entrada anterior del blog El buitre moteado se instala en Andalucía, el buitre moteado o de Rupel se ha asentado en Andalucía procedente de África y en tanto en cuanto se confirme o no su preproducción en nuestro suelo, desde septiembre de este año la Junta de Andalucía ha decidido incluirlo en la familia de las carroñeras andaluzas. Con el programa de reintroducción de quebrantahuesos dando frutos muy esperanzadores, en la actualidad los mayores retos que afrontan el Programa de Necrófagas y la EAV, pasan forzosamente por luchar de manera titánica por sacar de la zona de peligro a las dos especies que nos siguen obligando a mantenernos en constante y permanente alerta, el alimoche y el milano real. Con esta última la Consejería prepara una batería de medidas que, por primera vez en nuestra historia, se llevarán a cabo en Andalucía en varios puntos de la geografía, fruto de la solidaridad y el trabajo en equipo entre diversas CCAA españolas, varias ONG y la cooperación internacional. Pronto os iremos contando estas interesantes medidas, que están siendo minuciosamente planificadas desde hace varios meses.

Alimoche IMG_20160711_111840 2

Un escalador del equipo de la AMAYA desciende para realizar un control y toma de muestras en el nido de una de nuestras necrófagas amenazadas.

Sea la especie que sea, el equipo de Necrófagas no descansa. Está compuesto por un magnífico conjunto de profesionales de la AMAYA que trabajan en equipo, totalmente integrados y entregados a la conservación de estas especies. Para el seguimiento del buitre leonado, que cuenta con 2.300 parejas en Andalucía, se une igualmente una parte del equipo de Seguimiento de Fauna Amenazada, también de AMAYA. Los anteriores, junto con nuestros Agentes de Medio Ambiente -a quien pronto dedicaremos otro espacio del blog- y los técnicos de la EAV, todos conforman una punta de lanza que ha hecho posible que Andalucía siga siendo hoy en día Tierra de Buitres.

Así, desde Sierra Pelada en Huelva hasta las altitudes de Sierra Nevada y desde Los Pedroches hasta Tarifa, nuestra gente localiza los territorios de cría, realiza los censos y estimas poblacionales de leonados, negros, Rupel, alimoches, quebrantahuesos y milanos reales. Además procede a su anillamiento y marcaje en nido para las especies objeto de un seguimiento más minucioso, como quebrantahuesos y alimoche, al que desde 2020 se unirá también el milano real. El equipo ha aprendido las técnicas de escalada, ya sea en roca o árbol, para poder acceder a los nidos más inaccesibles y poder así comprobar el buen estado de los pollos y tomar las muestras genéticas que ayudan a identificar a cada individuo. De la misma manera efectúan el seguimiento de los individuos, ya sea sobre el terreno o bien mediante los emisores que porta una buena parte de las aves. También se ocupan de la coordinación con los equipos de seguimiento de otras CCAA y países europeos, con los que Andalucía trabaja en estrecha relación. Recientemente también la Junta de Andalucía, a través del Programa de Necrófagas y de Águila Imperial, ha comenzado a colaborar con la conservación de los buitres y otras grandes rapaces en Marruecos, desplazando allí a técnicos en expediciones conjuntas con colegas marroquíes para censar poblaciones reproductoras y evaluar las amenazas para las rapaces andaluzas (y españolas) migratorias que atraviesan el país durante las dos migraciones anuales. De esta manera y también por primera vez, a lo largo de 2019 se han registrado tres expediciones con participación andaluza y otra más programada para el mes de noviembre.

Suelta alimoche IMG_5563

Antonio devuelve al medio natural un alimoche inmaduro, tras haberse recuperado de un traumatismo en uno de los CREA andaluces. La labor coordinada entre programas y redes es determinante para la conservación de la biodiversidad.

Nuestro equipo está siempre ahí para darnos las buenas noticias y hacernos partícipes de una nueva pareja de quebrantahuesos o de alimoche, una nueva observación de buitres de Rupel o un incremento en la población de buitre negro. Pero también están en los malos momentos y nos alertan cada vez que se produce la triste muerte de un ave de estas especies, desencadenando el protocolo oficial por parte de los Agentes de Medio Ambiente y los técnicos de la Estrategia Andaluza de Veneno, que aparecen de inmediato para hacer su parte del trabajo.

Luis, Pepe, Pablo, Antonio, Quique, el otro Pablo, Fernando y José Ramón conforman el equipo de la Junta de Andalucía para conservar a las aves necrófagas. Aunque están coordinados desde la Dirección General de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Naturales, son estas personas las que, entre otras, se dejan lo mejor de si mismos para que nuestra tierra sea percibida en la Unión Europea como un refugio de vida salvaje…

… y seguimos trabajando.

Una respuesta a “TRAS EL TELÓN DEL PROGRAMA DE RECUPERACIÓN DE AVES NECRÓFAGAS DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

  1. Pingback: TRAS EL TELÓN DEL PROGRAMA DE RECUPERACIÓN DE AVES NECRÓFAGAS DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA — | Platino Ulloa·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s