De excursión a la montaña

Sierra Nevada desde el pico de la Alcazaba al Veleta

Este es el aspecto que tenían las cumbres de Sierra Nevada la semana pasada

Pico del Caballo

Dos panorámicas: la de arriba es una vista desde la Alcazaba hasta el Veleta; la de abajo, una bonita estampa del pico del Caballo

La sierra se pinta de blanco. Los noticiarios nos muestran bonitas imágenes de la montaña. Este año parece que las nieves se han apresurado y las zonas más altas tienen ya un aspecto invernal. En este momento, pasar unas jornadas en el monte se antoja como un gran plan; sobre todo ahora que podemos ver con el rabillo del ojo los puentes y días festivos que tenemos marcados en rojo en el calendario.

La idea no es mala, pero antes de aventurarnos a subir debemos ser conscientes de que la montaña exige respeto, cuidado y precaución. Un respeto que le debemos a la propia montaña, a la gente y demás seres vivos con la que compartimos este espacio y también a nosotros mismos. Así que os recordamos algunas medidas que hay que tener siempre presentes, por si os animáis:

1. Mirar el parte meteorológico

sendero foto jose granados

Una niebla repentina hace que cambie el escenario: se reduce nuestra visibilidad y aumentan las probabilidades de perdernos o de sufrir un accidente. Fotografía: José González Granados

En primer lugar, por nuestra seguridad, es obligatorio consultar las condiciones atmosféricas de forma previa a la actividad que vayamos a realizar. Si el tiempo cambia estando en montaña, no continúes, vuelve o busca un refugio. Una tormenta inesperada, un viento fuerte, la niebla… te ponen en riesgo.

Y si se prevé que hará malo, por su puesto, ¡NO SALGAS!, aunque desde tu ventana veas un sol radiante. No debemos tomarnos a la ligera esta información, nuestra vida y la de las personas que acudan a rescatarnos está en juego.

2. Llevar el equipo adecuado
Es muy importante saber que, incluso con una previsión favorable, la situación puede variar de forma inesperada y repentina, por lo que debemos ir preparados para cualquier eventualidad. En temporada invernal lleva un equipo completo y suficiente ropa de abrigo. No olvides botas cramponables, crampones con antizuecos y piolet si subes a la alta montaña.

3. Unos conocimientos mínimos
Bien, ya tenemos todo el material, pero…, ¿sabes colocarte los crampones?¿Y has utilizado alguna vez el piolet? De nada sirve llevar todo el equipo si no sabemos usarlo correctamente. El hielo y la nieve pueden jugarnos muy malas pasadas; y no es necesario estar a una gran altura. Un resbalón puede hacernos reír, pero también puede matarnos.

senderismo alta montaña

La nieve y la alta montaña exigen unos conocimientos técnicos específicos para caminar con seguridad. Fotografía: Carlos Zurera

Por otro lado, puede parecer obvio lo de planificar la ruta que se va a hacer y valorar si estamos capacitados, pero a muchos se les olvida. Hay quien se aventura sin conocer el terreno, ni su dificultad o si existen refugios ni dónde se encuentran los puntos de abastecimiento de agua. Tampoco se paran a pensar si están preparados para el esfuerzo o tienen los conocimientos técnicos necesarios. Luego pasa lo que pasa.

En esta práctica deportiva siempre es recomendable realizar algún curso de iniciación y tener sentido común. Así que no inicies ninguna actividad si no posees el conocimiento ni el material adecuado, y sé prudente, porque la aventura podría convertirse en temeridad.

4. Hay que saber por dónde se anda y estar comunicado
Cuando vayas a salir a la sierra, evita hacerlo solo, pero si lo haces, comunica el recorrido que vas a seguir y la hora prevista de regreso a otras personas. No te olvides de llevar siempre un móvil con la batería completamente cargada y una aplicación de geolocalización. Estas recomendaciones servirán para que puedan encontrarnos si nos perdemos o tenemos un accidente.

EN CASO DE ACCIDENTE O EMERGENCIA: LLAMA AL 112

5. Educación y buen comportamiento
De entrada, los vándalos y los maleducados pueden abstenerse de subir a la montaña: ni los necesitamos, ni los queremos. Luego, cabe recordar que hay ciertas reglas o, como ahora se denomina, buenas prácticas. Algo básico, por ejemplo, es dejar bien cerrada la puerta de los refugios-vivac al salir. Y sobre todo, ¡no dejar basura dentro! A nadie le gusta encontrar el sitio donde va a descansar un rato sucio y con malos olores, ¿verdad?

Refugio Sierra Nevada

Fotografía: José Mª Gutiérrez

6. Respeta la montaña y a sus habitantes
No dejes tu huella en la naturaleza. Cuida este ecosistema tan frágil y particular. Respeta lo que representa la montaña y sus valores, y sé considerado con todos sus habitantes (incluidos los humanos), es también una forma de serlo contigo mismo.
Ah, una cosa más, no le des comida a los animales silvestres, ni dejes abandonados restos de alimentos.

CIMG0551

Fotografía: José Mª Gutiérrez

En Sierra Nevada, consulta la ficha semanal de seguridad que elabora el espacio natural 

ficha seguridad semanal
La Junta de Andalucía presta este servicio público para los que planean realizar actividades de montaña en el área protegida. El Espacio Natural de Sierra Nevada publica una ficha semanal que aporta información sobre las condiciones de nieve e hielo en la sierra, la previsión meteorológica y pautas de comportamiento.

MONTAÑISMO_4_IDIOMAS_colores

Anuncios

Una respuesta a “De excursión a la montaña

  1. Pingback: De excursión a la montaña — | Platino Ulloa·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s