La restauración del área afectada por decaimiento en la sierra de Baza

Granada_Caniles_Parque Natural Sierra Baza_Decaimiento_Pinar de pino resinero (2) (1)

Decaimiento del pinar de pino resinero en el Parque Natural Sierra Baza (Caniles-Granada)

Con las obras de restauración comienza una nueva etapa para la sierra, tras el crítico episodio de decaimiento que se sufrió en el verano de 2016. Las actuaciones han empezado a ejecutarse tras el periodo de rigor estival, dando cumplimiento así a la declaración de urgencia que se aprobó el 1 de marzo por parte de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos.

En octubre de 2016, se constituyó un grupo de trabajo, formado por diversos científicos y técnicos expertos en la materia, al que se le encargó la orientación en la toma de decisiones sobre las medidas que debían tomarse para responder de forma efectiva al reto que se planteaba en el Parque Natural de Sierra de Baza. Fruto del trabajo de este grupo, se elaboraron unas bases a partir de las cuales se redactó un proyecto de actuaciones de urgencia.

El proyecto de actuaciones parte de la evaluación del área afectada por decaimiento, en la que se realizó un estudio detallado del territorio en cuanto a la severidad de los daños. De este modo, se caracterizó el estrato arbóreo y la presencia de regeneración bajo la cubierta del pinar sobre la base de la información existente en el proyecto de ordenación de la zona, las imágenes áreas y satelitales y al conocimiento del territorio. Con estos datos, se ha dividido la zona, y por tanto el trabajo a realizar en ellas, en dos grandes tipos de rodales en función de su afección: extrema y menos grave.

12_07_17_054_Granada_Caniles_Parque Natural Sierra Baza_Decaimiento

Algunas especies, como la encina, muestran signos esperanzadores.

Actuaciones en las áreas de gran incidencia

En los rodales con afección extrema, y que presentan una escasa densidad de regeneración natural de encinas u otro arbolado, las actuaciones que se van a realizar tienen como objetivo principal proteger el suelo contra la erosión, especialmente cuando la pendiente sea superior al 20%, manteniendo la máxima proporción posible de restos vegetales y de materia orgánica cubriendo el terreno. Al mismo tiempo, se mantendrá una cubierta residual de árboles sin cortar, que si bien pueden estar muertos, aportarán una cierta sombra para facilitar el proceso de regeneración y, aunque puedan tener una lectura visual negativa, amortiguarán el gran impacto visual derivado de la pérdida prácticamente total de arbolado en las zonas muy afectadas.

Esto supone que en estas áreas, de acuerdo con el estado concreto de cada mancha de arbolado, se apearán entre el 60 y el 85% de los pies en las subáreas con afección alta (predominio de árboles secos), el 25% de los pies de las subzonas con afección media (casi todo el arbolado está seco o presenta gran defoliación) y se dejarán en pie los árboles en las subzonas sin afección.

Granada_Caniles_Parque Natural Sierra Baza_Decaimiento_Pinar de pino resinero

Trabajos en las zonas de baja afectación

En los rodales que presentan un nivel de afección menos grave, los criterios generales de actuación están orientados a reducir la densidad de pies arbóreos sanos para aumentar la capacidad de respuesta ante la incidencia de plagas y situaciones de sequía, reducir el número de árboles que puedan ser fuente de plagas, crear un área de protección para limitar los riesgos debidos al decaimiento (plagas, incendios) a áreas contiguas y proteger el suelo frente a la erosión.

Aquí se cortará el 80% de los pies en las subzonas muy afectadas y el 50% en las manchas con afección media o sin afección. En total se ha previsto realizar actuaciones de corta en unas 1.494 ha de pinar afectado por decaimiento.

Las cortas

Cuando la zona de actuación se localice a menos de 200 m de los caminos de acceso y el terreno tenga una pendiente inferior al 20%, las actuaciones de corta se harán de modo mecanizado. En otras circunstancias, se procederá de forma manual con motosierra. Las cortas se intentarán que no sean homogéneas de manera que se consiga, en la medida de lo posible, una formación final fragmentada y con estructura diversificada. También se abrirán pequeños claros alrededor de árboles y arbustos que procedan de regeneración natural, de manera que se favorezca su posterior desarrollo.

 

Lucha contra la erosión: albarradas, fajinas, acordonamientos y disposición de restos.

Otra actuación principal del proyecto es la instalación de infraestructuras de protección frente a la erosión (hidrotecnias). Una de las medidas previstas en el proyecto es la contrucción de albarradas.  Este tipo de estructuras se construyen con los fustes y ramas procedentes de la corta para que actúen como freno a la erosión en las vías naturales de evacuación de agua (depresiones, barranqueras, etc). Las albarradas tendrán una anchura de entre 2 y 6 metros y una altura de aproximadamente 150 cm.

IMG_20170926_115506

Otro de los elementos constructivos para limitar la degradación de los suelos son las fajinas. Se dispondrán fajinas (estructuras similares a las albarradas, pero de menor dimensión) en las laderas cuya pendiente se sitúe entre el 20% y el 50%, preferentemente en las zonas sin aterrazar.

Una tercera actuación para reducir el riesgo de erosión consistirá en el acordonamiento de restos según curvas de nivel y en bordes de terraza, de forma que se ofrezca una mayor protección al suelo.

Dada la gran cantidad de biomasa presente en el área afectada, se ha previsto desemboscar una parte del material vegetal (fustes y ramas) no consumido en la construcción de las hidrotecnicas, procediendo a su retirada del monte. Esto se podrá hacer en laderas con pendiente inferior al 50% en zonas que estén situadas a menos de 200 m de un camino. Cuando no sea posible este desembosque, los restos gruesos quedarán alineados sobre el terreno, mientras que se podrá pasar una desbrozadora para reducir la dimensión de los de tamaño medio y los finos. De este modo, se favorecerá la incorporación de materia orgánica al suelo y se facilitará realizar en el futuro actuaciones de restauración.

IMG_20170926_115526

Asimismo, cabe indicar que para permitir la realización de todos estos trabajos selvícolas, se mejorará el acceso en 15,7 km de red viaria del parque.

El peligro de las plagas

Debido a la problemática particular de este proceso de decaimiento, se contará con un equipo especializado que detectará cualquier incidencia relacionada con la existencia de plagas que exija requerir de una intervención puntual. En este sentido, se seguirá estudiando la incidencia de la cochinilla corticícola, Matsucoccus feytaudi como agente implicado en este decaimiento.

Experiencias para el futuro

Aunque esta primera fase de las actuaciones en la zona de decaimiento de la sierra de Baza tiene como objetivo principal el manejo de la biomasa afectada, el proyecto también contempla un primer conjunto de actuaciones piloto de restauración demostrativas. La finalidad es aprovechar este primer año de actuaciones para probar distintas modalidades de apoyo a la restauración, de modo que se cuente con experiencia contrastada para orientar los trabajos futuros.

Las actuaciones previstas son de cuatro tipos: protección y mejora de la regeneración natural, establecimiento de núcleos de dispersión de la vegetación, enriquecimiento de bosquetes y establecimiento de vegetación en las fajinas.

Para la protección y mejora de la vegetación existente se dispondrán cercados de protección de 1.225 metros cuadrados en donde se diversificará la vegetación existente mediante plantación de una mezcla de especies arbóreas (encina) y arbustivas (con un total de 150 pies/cercado).

En áreas con escasa regeneración natural se instalarán núcleos de dispersión mediante cercados de 20 x 20 m en donde se implantarán 200 plantas/núcleo de encina y arbustos adaptados.

Otra modalidad de actuación será la implantación de bosquetes de pino carrasco en zonas en donde esta especie pueda prosperar. Se usará una densidad de 500 pies de pino/ha, que irán acompañados de 125 pies/ha de otras especies de arbustos mediterráneos.

Por último, se seleccionarán áreas en donde se hayan construido fajinas para realizar una plantación de apoyo de especies de arbustos y matorrales adaptados que aprovechen las mejores condiciones de humedad y suelo propiciadas por estas estructuras.

El último conjunto de actuaciones del proyecto lo conforma el establecimiento de una red de parcelas de seguimiento científico que permitan disponer de información continua sobre la evolución de la restauración del área afectada por el decaimiento. Asimismo, se evaluará el efecto de aplicar distintas medidas de selvicultura adaptativa sobre el estado de los pinares aún no afectados o menos gravemente afectados. Con carácter experimental, también se evaluará la aplicabilidad de las quemas prescritas sobre el manejo de la vegetación afectada por el decaimiento.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s