Yabal Sulayr. La montaña del Sol

2017_07_07 Entrega Insignia Sulayr FMayor Zaragoza (2)

Hijo Predilecto de Andalucía, Federico Mayor Zaragoza, barcelonés de nacimiento, ha estado siempre muy vinculado a nuestra comunidad y, especialmente, a la ciudad de Granada, en la que fue rector de su universidad. Desde 2011 ha sido presidente del Consejo de Participación del Espacio Natural de Sierra Nevada, otro símbolo de Andalucía. En este periodo ha trabajado incansablemente por la conservación del patrimonio natural y cultural, así como para impulsar el desarrollo comarcal sostenible y fortalecer la cohesión y coordinación de instituciones y agentes socioeconómicos en esta área protegida.

Plantago nivalis_Estrella de las Nieves

Estrella de las Nieves (Plantago nivalis)

A principios de este mes, Mayor Zaragoza se despedía de todos nosotros y dejaba su cargo al frente de este organismo. Su partida, como él mismo indicó, no es absoluta, porque su compromiso con este espacio y con esta tierra sigue inalterado, y, por supuesto, porque seguirá vinculado a nosotros, para siempre, en nuestros corazones. Nuestro afecto y reconocimiento por su trabajo prende ahora en su solapa con la forma de la “Estrella de las Nieves” (Plantago nivalis), símbolo de la insignia Sulayr que le entregamos.

IMG_9483

Aquí dejamos transcritas las palabras que nos brindó en el último pleno del Consejo de Participación del Espacio Natural de Sierra Nevada, donde nos volvió a recordar la importancia de seguir trabajando por la Tierra:

“En primer lugar, quiero dar la bienvenida a todos los miembros de este consejo de participación y agradecerles no solo que hoy estén aquí, sino agradecerles lo que cada uno de ustedes viene haciendo en su capacidad para que parque natural, esta reserva de la biosfera, siga siendo, como es en estos momentos, uno de los 25 mejores ejemplos de gestión a escala mundial. Y esto solo se debe a ustedes. Esto no se debe más que a la eficacia de los equipos y de la dirección de este parque, pero de todos los miembros de este consejo de participación, porque efectivamente corresponde a los alcaldes, corresponde a los que velan por la salvaguarda ecológica de todo lo que tenemos que hacer. Yo a todos quiero, por tanto, expresar mi reconocimiento y mi gratitud.

Y quiero decirles que, como ya les he anunciado, oficialmente lo hice a través, como es lógico, del señor consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, he decidido solicitar mi sustitución, porque después de algunos años yo ahora quisiera poderme dedicar a…, quizá a reflexionar y sobre todo, y sobre todo, a facilitar, y yo les he dicho que también estaría dispuesto a hacerlo, siempre que me lo pidan, a este propio consejo, una serie de medidas de apremio que considero que en estos momento deben únicamente guiarse por el criterio del rigor científico.

JOSE GRANDE CABALLERO Barranco de Poqueira

Barranco de Poqueira. Fotografía: José Grande Caballero

Creo que estamos todavía resolviendo muchos temas pensando exclusivamente en los intereses económicos cortoplacistas en puntos de referencia que a veces, como les digo, pueden representar intereses muy legítimos, pero que en estos momentos nos hallamos, por primera vez en la historia, ante procesos potencialmente irreversibles. En una palabra, podemos alcanzar puntos en que no haya posibilidad de rectificación. Y esto, ustedes comprenderán, que por mi formación científica, pero también por el cargo de director de la Unesco que he ocupado durante muchos años, esto es algo para mi es muy relevante, es decir, que es una dimensión ética nueva la que hoy tenemos que considerar.

Ya no tenemos que pensar solo, y desde luego siempre en los principios éticos fundamentales, pero ahora tenemos que añadir otro. Tenemos que añadir el que no solo tenemos que hacer diagnósticos certeros, no solo tenemos que estar adecuados en las medidas que proponemos, sino que las tenemos que llevar a efecto antes de que sea demasiado tarde. ¿Por qué? Pues porque, como digo, estamos ante procesos irreversibles y algunos de ellos ya nos están pasando las cuentas.

A mi modo de ver, hemos sido extraordinariamente “benévolos” al considerar el que se estaba fundiendo el Ártico. Decíamos: “bueno… sí, pero finalmente no pasa nada, habrá un poco menos de capa de hielo en el mundo, y finalmente esto también facilitará…” Y ahí, inmediatamente, había algunos que estaban mirando a ver qué es lo que podían encontrar, los núcleos polimetálicos que podían encontrar en el fondo del Ártico. Ya estaban pensando en una serie de intereses, o rutas mucho más rápidas para pasar del este extremo al oeste.

loma papeles RAUL MERCHANTE

Loma Papeles. Fotografía: Raúl Merchante

Pero lo que es cierto, y esto ha habido un trabajo del profesor oceanógrafo Peter Welham, en el mes de enero de este año donde nos dice: “¡Qué disparate! Teníamos más de un millón de kilómetros cuadrados de hielo”. Teníamos lo que se llama el permafrost, es decir, lo que está permanentemente congelado, y esto hacía que la radiación solar tuviera lo que se llama el efecto albedo, es decir, la radiación solar se refleja porque es como un espejo, es el hielo, pues bien, en estos momentos el efecto albedo ha desaparecido en un 90%. Teníamos más de un millón de kilómetros cuadrados de hielo, y hoy no llegamos a los cien mil kilómetros cuadrados. Es un disparate. ¿Por qué?, pues porque ahora ya la radiación solar entra directamente en el agua. Primera cosa que ya, solo esto, va aumentar, además del aumento que antes se pensaba o se establecía científicamente, aumenta las previsiones en el 0,6 grados cada diez años si no tomamos medidas. Es tremendo. Pero es que además, y esto es lo que yo quería subrayarles aquí. ¿Por qué?, pues porque hay que ir siempre, como les decía, al conocimiento científico, al rigor. Aquí no caben otras consideraciones ni de que si la deuda o que si no sé cuántos, o que si vamos a pagar, o si… No, no. Aquí lo que hay que pensar es que el permafrost, cuando se funde, hay unas bolsas de gas metano desde hace siglos y siglos y siglos, que estaban allí, en el permafrost, que estaban siempre ocultas en esta gran masa de hielo. Pues bien, ahora este metano está yéndose directamente a la atmósfera, y es 23 veces más nocivo que el anhídrido carbónico. Esto es lo que tenemos que tener en cuenta. Es que estamos realmente produciendo unas condiciones totalmente nuevas, en las cuales el clima tendrá una incidencia extraordinaria, el nivel del mar, etc., etc.

Bueno, pues yo lo que les quería comentar es esto. No se crean que cuando les digo que dejo la presidencia es porque de momento ha dejado de interesarme Sierra Nevada; al contrario, me interesa más que nunca. Pero por otra parte estoy muy tranquilo, porque les vuelvo a repetir que este consejo de participación, y tengo experiencia, porque he tenido ocasión de estar en situaciones similares en otras muchas ocasiones, es de lo mejor, de las que funcionan de manera más adecuada, y sobre todo porque he visto que hay, lógicamente, hay discrepancias hay puntos de vista distintos, hay intereses distintos en muchos de ustedes… ¡Pues claro! Pues claro, pues para eso estamos aquí, si no para qué estaríamos, si todo fuera unanimidad. Primero, no sería lo más conveniente desde un punto de vista de articulación política; pero, por otra parte, estamos aquí pues para ir haciendo estos encajes, a veces de bolilllos, que deben hacerse para que finalmente se cumplan las previsiones propias de este consejo de participación.

espacio sierra nevada

No voy a cansarles más. Les voy a decir que les agradezco a todos ustedes su participación. Que creo que es un excelente consejo de participación. Señor vicepresidente… empezando por el vicepresidente. Pero que me tendrán siempre a su disposición. Y me tendrán siempre, además, en esta posición muy estricta desde un punto de vista científico. Precisamente, acabo de publicar un trabajo, que a través de Javier pueden ustedes solicitar, aquellos a los que le interese, que se llama Ética del tiempo ante las amenazas globales. Yo encuentro que tenemos que pensar ahora en eso. Tenemos que pensar en que el mundo es redondo, en que somos ciudadanos del mundo; no nos engañemos aquí, unos de un lado y otros de otro. No. Aquí somos ciudadanos del mundo y las amenazas son globales. Y a estas amenazas les tenemos que hacer frente. Y no podemos tolerar que haya unos cuantos, muy pocos, muy pocos, que sean, como es hasta ahora, los que nos dicen qué tenemos que hacer, y cuántas armas tenemos que comprar, y cuántos… No, no. A partir de ahora, tenemos que ser nosotros, las instituciones que están basadas en estos principios éticos, las que tienen que elevar la voz y decir cómo se tienen que hacer las cosas.”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s