Jardín de jardines (XII). Botánico Detunda – Cueva de Nerja

IMG-20160816-WA0005

Este jardín se encuentra en las estribaciones meridionales de la sierra de la Almijara, limítrofe al sur del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, en pleno corazón de la axarquía malagueña, aunque muy próximo a la costa, a tan solo unos 150 metros sobre el nivel del mar.

El jardín pretende representar la flora y paisaje vegetal de las sierras de Tejeda, Almijara, Alhama, Huétor, Arana, montes de Málaga, orla calizo-dolomítica de Sierra Nevada (pico Trevenque) y zonas costeras comprendidas entre Málaga y Motril. Recoge una gran diversidad de especies y ecologías, pero si hay que destacar alguna por encima de las demás, quizá sea la abundancia de plantas exclusivas de arenas dolomíticas (especies dolomitófilas), casi todas ellas raras y muchas exclusivas de estas sierras.

Al iniciar la visita, y nada más llegar, llama la atención la moderna arquitectura que da la bienvenida al visitante en un “balcón” desde el que se ve el mar por encima del propio jardín. Aunque llamativa, la edificación es pequeña y está bien integrada en el paisaje; cabe destacar sobre ella que la originalidad de su construcción ha recibido algún que otro premio.

IMG-20160816-WA0008

Una vez repuestos de las hermosas vistas iniciales, se inicia la vista del jardín botánico, que se organiza en 4 partes integradas: cultivos tradicionales, vegetación ligada al clima, vegetación ligada a suelos especiales y colecciones. La segunda recoge una representación del paisaje vegetal natural presente en la región, mientras que las colecciones albergan grupos de especies, aisladas de su hábitat natural, siguiendo distintos criterios biológicos como el de hábitat (rupícolas), taxonómicos (familias taxonómicas), de singularidad (raras y amenazadas), etc.

Siguiendo el sendero de entrada, se cruza la zona de cultivos tradicionales donde dominan el paisaje los más tradicionales como el almendro o el olivo, y otros más modernos, adaptados a la climatología subtropical de la zona (chirimoyos, aguacates y mangos). También se incluyen las parras de uvas moscatel típicas de la región y otros cultivos como la caña de azúcar, actualmente en regresión, pero hasta hace muy poco ocupaban grandes extensiones del territorio.

IMG_0049

Una vez pasados los cultivos el sendero desciende ligeramente hacia la derecha, en dirección al mar. Aprovechando este desnivel, se han representado los ecosistemas naturales empezando por los más montañosos y, conforme se desciende, terminando en los costeros y arenales de playa. En el transcurso del mismo también se pueden encontrar de forma aislada alguna de las colecciones más vistosas (bulbosas y orquídeas).

Uno de los rincones más hermosos y acogedores del jardín se encuentra en la cota más baja del recorrido propuesto, donde encontramos la laguna y las arenas de la playa con plantas tan vistosas como la estrellada de mar (Asteriscus maritimus), la azucena de mar (Pancratium maritimus) o la exclusiva saladilla de Málaga (Limonium malacitanum).

Si continuamos el recorrido se accede a la zona del jardín dedicada a las comunidades vegetales que dependen de ciertas características del suelo y microclimáticas que se salen de lo más habitual en el territorio que recoge este espacio. Se representan arenales de playa, saladares, zonas de yesos, comunidades rupícolas, charcas y riberas; una extensa representación de aquellas especies propias de sustratos dolomíticos, y otros ecosistemas propios de suelos libres de cal (carbonato cálcico) como alcornocal, encinares y robledal.

Para finalizar este recorrido circular, llegamos de nuevo a la zona de cultivos y se sigue en dirección al aula-taller entramos en la colección más extensa, la de especies raras, endémicas y amenazadas. Podemos contemplar algunas de las especies más emblemáticas de la zona como son el arto (Maytenus senegalensis) o la olivilla (Cneorum tricoccon).

IMG-20160816-WA0001

Aparte del mundo vegetal, en el jardín pueden coincidir con otros habitantes del reino animal, como el sapo común, el camaleón, observar algún ave poco frecuente como golondrina daúrica, e incluso algunas especies de peces amenazadas en su laguna como blenios o pez fraile (Salaria fluviatilis) y salinetes (Aphanius baeticus). En este último caso, se está colaborando con el Plan de recuperación y conservación de peces e invertebrados de medios acuáticos epicontinentales en labores de conservación ex situ y difusión con educación ambiental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s