Un espacio de encuentro entre dos continentes

Bolonia

El ámbito geográfico de la reserva abarca algunos de los espacios naturales más emblemáticos de las provincias de Cádiz y Málaga en Andalucía (España) y de las provincias de Tánger, Tetuán, Larache y Chefchaouen en el norte de Marruecos. Vista de Bolonia. Fotografía: Ernesto Murcia Sánchez

Entre Europa y África, entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo, se sitúa una reserva de la biosfera única en el mundo: la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo, Andalucía (España)-Marruecos. Un espacio singular porque, además de superar la frontera entre dos países, engarza dos continentes y dos mares.

Su posición en esa doble encrucijada la ha convertido en un lugar de encuentro donde convergen diversas especificidades físico-naturales, históricas, culturales, sociales y ambientales; un aspecto crucial en la conformación de sus valores y su identidad que la han hecho merecedora del reconocimiento internacional como reserva de la biosfera.

 

Sobresale, en este sentido, las relaciones entre medio ambiente y sociedad que, como aspecto determinante de su personalidad, lo marcan como un espacio ideal para ensayar políticas que integren la preservación de los recursos naturales junto al desarrollo económico y social de sus habitantes.

La propuesta de esta reserva se presentó de forma conjunta entre la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por parte del Estado español, y el Alto Comisariado de Aguas y Bosques y Lucha Contra la Desertificación del Reino de Marruecos. El 25 de octubre de 2006 el Programa MaB (Hombre y Biosfera) de la UNESCO aprobó por unanimidad su inclusión en la Lista Mundial de Reservas de la Biosfera.

Pinsapar Taza 0309 010

Pinsapar de Taza

Estas montañas, altas y accidentadas, componen el solar de la naturaleza compartida de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo Andalucía (España)-Marruecos (RBIM). En ella se alternan paisajes agrestes labrados en la roca caliza, como los del Parque Nacional de Talassemtane en Marruecos y los del Parque Natural y Reserva de la Biosfera de la Sierra de Grazalema en Andalucía, con otros de perfiles más suaves, como la pequeñas vaguadas interiores y los litorales de arenas blancas y formas sinuosas que dibujan ensenadas tan bellas y representativas como la de Bolonia en Andalucía.

Desde las nieves que estacionalmente coronan las cumbres de sus montañas y alimentan sus múltiples arroyos hasta la banda marina compartida entre el Mediterráneo y  Atlántico, el agua, en sus distintas manifestaciones, es otro de sus elementos destacados. A estas aguas visibles, se suman otras, invisibles pero igualmente importantes, como los abundantes manantiales y fuentes que dan salida a unas aguas subterráneas ricas en propiedades medicinales y usadas en distintos balnearios de estas serranías.

Foto portada

La fractura del macizo montañoso bético-rifeño creó el estrecho de Gibraltar; un fenómeno geológico que lejos de separar constituyó un punto de encuentro. Fotografía: Juan Luís González Pérez

De especial interés son, también, sus nieblas. Esa condensación de agua en su mínima expresión que determina las evocadoras y sugerentes atmósferas presentes en la reserva y cuya expresión más destacada está en sus bosques de niebla que acogen especies como el laurel, el durillo y el rododendro. La presencia del agua es, asimismo, la responsable de la permanencia en la RBIM de los bosques de pinsapos, especie relicta que encabeza sus formaciones vegetales y que es testigo de antiguos climas de la región.

De la fauna, sorprende, sobre todo, el papel que juega este enclave en las migraciones de la avifauna, de las que han llegado a contabilizarse más de 3.000 pasos de aves en una hora, un tránsito bullicioso y continuo que revela la importancia de este lugar para la biodiversidad.

RB Grazalema. Polje de Villaluenga del Rosario

La separación física que impone el estrecho y las circunstancias históricas y culturales han determinado, no obstante, ciertas diferencias entre ambas orillas que han propiciado la biodiversidad natural y cultural que existe en la actualidad. Polje de Villaluenga del Rosario

Las columnas de Hércules

En conjunción con esta naturaleza, su proceso histórico y cultural está, igualmente, muy determinado por su ubicación, que ha facilitado las constantes relaciones entre los grupos humanos que han arribado a las orillas norte y sur del Mediterráneo occidental. De esta forma, la identidad histórica y las formas de vida de los grupos humanos que han habitando la reserva responden a un mestizaje que ha ido construyéndose desde la Prehistoria y que han dejado un abundante e importante legado cultural.

Este secular encuentro entre naturaleza y cultura, a la par que ha generado un espacio de grandes y únicos valores naturales y culturales, muestra un sólido entramado de elementos y de relaciones que dibujan el estrecho de Gibraltar y sus espacios aledaños, como una suerte de membrana que ha favorecido la permeabilidad de todo tipo de tránsitos, siendo capaz de transcender la fractura que supone como frontera.

El espíritu de la reserva

Sobre esa herencia se elaboró la propuesta de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo Andalucía (España)-Marruecos, entendiéndola como un reto que ayudara a construir una identidad nueva y de futuro para el conjunto de su ámbito, una identidad basada en el encuentro entre medio ambiente y sociedad, que, transcendiendo la fronteras politicas y económicas, buscara y desarrollara de forma solidaria, proyectos y modos de gestión compartidos.

En 2006, en el informe sobre la declaración de la RBIM se calificó como “un ejemplo ambicioso de cómo avanzar hacia el desarrollo sostenible desde la preservación de los recursos naturales”. En los diez años que han pasado desde su declaración se han estrechado lazos institucionales, se han intercambiado conocimientos y técnicas, pero también se han intercambiado emociones y experiencias vitales que han fortalecido la convicción de que esta zona es un escenario privilegiado para, allanando las diferencias, unir esfuerzos y trabajar por un futuro mejor a ambos lados del estrecho.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s