Dodos y quebrantahuesos

dodo

Dodo conservado por taxidermia. Museo de Historia Natural de Viena. Fotografía: José Ramón Guzmán

El dodo nos mira desafiante. Nos interpela, algo nos está diciendo. Estos ojos no son los del pajarraco atolondrado al que nos han acostumbrado las películas y su propia historia desgraciada. Este ave sabía lo que quería. Otra cosa es que no le dejásemos cumplir su propósito, no demasiado diferente del resto de bichos vivientes: existir.

Desde su vitrina, el dodo nos recuerda que un día estuvo vivo. Como el que acompaña el gozoso batiburrillo que Roelant Savery pintó en 1629, un bodegón de aves imposible, pero magnífico en su pretensión de embelesar a los ilustrados burgueses flamencos de su tiempo y a quienes nos acercamos hoy en día para interrogarnos sobre nuestras capacidades de crear y de destruir.

paisaje-dodo-detalle

Roelant Savery 1629 Paisaje con aves, detalle. Mueso de Historia del Arte de Viena

En una sala vecina, sobrevuela los cielos del Mueso de Historia de Ciencia Natural de Viena un quebrantahuesos. Presto a dejar caer un fémur sobre nuestras cocorotas, planea soberbio e inmóvil, suspendido por una térmica eterna.

quebrantahuesos-museo-viena

Quebrantahuesos conservado por taxidermia. Museo de Historia Natural de Viena. Fotografía: José Ramón Guzmán

No muy lejos del museo, en las montañas austríacas, el quebrantahuesos sigue planeando. El dodo, ya no. En realidad, nunca lo hizo, ni en los Alpes, ni en las lejanas islas Mauricio, en donde andurrearía moviendo ritimicamente su corpachón. Pero, como es sabido, hace no mucho tiempo dejó de contonearse, escribiendo una historia de extinción que se ha convertido en un símbolo de todas las extinciones provocadas por nosotros mismos.

Hace unos años, a mediados de la década de 1980, el quebrantahuesos también dejó de existir en nuestras sierras,  y quedaron un poco más huérfanas. Comenzamos entonces a escribir un capítulo de nuestro propio libro de las extinciones. Pero, afortunadamente, fue sólo un borrador porque imaginamos el futuro de nuestras montañas y no lo concebimos sin estos enormes buitres barbudos.

sin-titulo

El Proyecto de Reintroducción del Quebrantahuesos de Andalucía se gestó y creció apoyado en el trabajo en red con otros centros internacionales que velan por la conservación de esta ave. De este modo, llegaron buitres de nuevo a la sierra de Cazorla, al centro de cría construido en el Gudalentín. Tras veinte años de trabajo, en 2006 se realizaron de las primeras sueltas que han permitido que el quebranta sobrevuele de nuevo nuestros cielos, suspendido por térmicas efímeras que los llevan de valle a valle.

Sí, el quebrantahuesos continúa existiendo en el sur de España. También en los Alpes. En ambos lugares, en lugar de concluir un capítulo de nuestra historia con un colofón luctuoso lamentando una pérdida de vida, enderezamos el curso de los acontencimientos. Los quebrantahuesos, de hecho, nos unieron con Austría a través de la Foundation for the Conservation of the Bearded Vulture (FCBV): en nuestras sierras vuelan aves hermanas y primas de las que lo hacen por los valles alpinos.

Quizás esta historia es la que nos está contando el dodo con su mirada. Quizás es el lamento de que, en su caso, no llegamos a tiempo.

Mientras, aquí, en Andalucía, tenemos que anunciar el nacimiento del primer pollo de quebrantahuesos de este año en el centro de cría de Guadalentín. Ocurrió el pasado sábado 28 de enero de 2017. Este pequeño ha sido también el primero de esta temporada en la red internacional de cría en cautividad de la especie en Europa.

Es hijo de la pareja Joseph y Keno y pesó al nacer 140,4g. y nació de maneta natural, es decir, no necesitó de ayuda del personal. Además, a las pocas horas de nacer ya era capaz de mantener la cabeza erguida sin problema, cosa que para un neonato supone un esfuerzo muy considerable. Pronto este pequeño volará majestuoso por las serranías de nuestra comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s