Estaciones de referencia cinegética (III). La cabra montés

cabras

Andalucía es el hogar de la principal población de cabra montés en España. Actualmente, unos 30.000 ejemplares de la subespecie Capra pyrenaica hispanica se distribuyen por las sierras de Granada, Almería, Málaga, Jaén,Córdoba y Cádiz. Este bóvido, cuyo hábitat se restringe a las zonas montañosas, puede considerarse como un endemismo ibérico, y uno de los ejemplos más representativos de la diversidad biológica de la península.

La cabra montés es, asimismo, un excelente indicador de la calidad de nuestros montes. La buena salud de los hábitats de alta montaña andaluces, junto a la labor desarrollada dentro del Programa de Gestión de la Cabra Montés en Andalucía, han contribuido de forma determinante al crecimiento de este mamífero en nuestra comunidad.

Desde la Prehistoria, la vida de este ungulado ha estado ligada a la del hombre. Numerosas pinturas rupestres reflejan escenas de caza que atestiguan esta vinculación, que va más allá del valor de este animal como especie cinegética para el ser humano.

Continuando nuestro recorrido por las estaciones de referencia, esta vez nos adentramos en la Estación de Referencia de Cabra Montés. Ubicado en el municipio de Ojén (Málaga), en el monte público Sierra Blanca de Ojén, y dentro de la Reserva Andaluza de Caza Serranía de Ronda, este centro tiene como principal objetivo el mantener, en condiciones controladas, una representación de las poblaciones andaluzas de la subespecie Capra pyrenaica hispanica con el fin preservar el patrimonio genético y la variabilidad morfológica de los diferentes ecotipos esta especie en Andalucía.

cabra-condardo

La estación, que cuenta con una población media de 67 ejemplares (15 machos, 40 hembras y 12 juveniles), funciona como centro de cría y dispone de ejemplares con garantías sanitarias y genéticas para las repoblaciones que se determinan tanto en las reservas andaluzas de caza y montes públicos como en los cotos deportivos o privados, en función de acuerdos de colaboración.

Asimismo, las instalaciones de la estación de referencia se dedican a la recuperación de ejemplares que ingresan heridos o con problemas sanitarios, como es el caso de individuos capturados con sarna, que reciben tratamiento terapéutico. Estos animales, una vez recuperados, vuelven al medio natural.

Por último, el centro colabora en diferentes proyectos de investigación sobre esta especie. Particularmente, destacan la puesta en práctica en cautividad de modelos dinámicos y pruebas de tratamientos para la lucha y control de la sarna sarcóptica; el desarrollo de protocolos de captura y manejo de ejemplares, y puesta a punto de nuevas combinaciones de productos anestésicos; y los estudios sobre la reproducción, fisiología, aspectos sanitarios, genéticos y de gestión de esta especie.

Control sanitario

Anualmente, la Estación de Referencia de la Cabra Montés realiza controles sanitarios que incluyen analíticas y tratamientos veterinarios preventivos. Para estos chequeos periódicos se organiza una jornada de manejo y toma de muestras, que suele tener lugar en el mes de octubre. En este mes el campo empieza a tener recursos alimenticios e hídricos. Asimismo, esta es una fecha anterior al celo, de manera que los ejemplares que son liberados tienen tiempo de adaptarse al terreno y no alterar demasiado sus funciones biológicas.

Además de realizar la toma de muestras, cada ejemplar es desparasitado y se le aplica un tratamiento preventivo frente a la sarna, se le toman las medidas corporales y finalmente, se liberan de nuevo en el cercado o se trasladan en un cajón de transporte hasta su lugar de destino, en caso de estar prevista su salida de la estación de referencia.

En el caso de los machos adultos que se liberan en el campo, se les introduce un microchip en el interior de la cuerna (mediante el uso de un taladro muy fino), con objeto de poder rastrear el trofeo en caso de ser abatido por furtivos. Igualmente, en la estación de referencia se suele pintar de color la cuerna de los machos adultos para prevenir el furtivismo.

Manejo de ejemplares en el exterior

A finales de enero suele iniciarse el período de capturas, fundamentalmente de animales afectados por sarna, en el Paraje Natural Torcal de Antequera. En el primer semestre de 2016 se capturaron en dicho paraje un total de nueve ejemplares (ocho machos y una hembra de diversas edades). Algunas capturas se realizan para la toma de muestras destinadas al proyecto de investigación de colaboración con el INIA de “Congelación ultrarrápida y vitrificación espermática como alternativa a los métodos convencionales de crio-preservación espermática en bóvidos silvestres mediterráneos”, así como para la toma de muestras con destino al Programa de Vigilancia Sanitaria de la Fauna Silvestre.

trasladocabra

Otros ejemplares del exterior ingresan en los cercados de aclimatación y cuarentena de la estación de referencia gracias a la red de avisos de ejemplares heridos y crías. Estos individuos permanecen en cuarentena hasta comprobar que su estado sanitario es el adecuado antes de ser trasladados al cercado principal con los demás ejemplares o ser devueltos, ya recuperados, al medio natural.

macho-pintado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s