La sabina

img_3027-copia

La sabina centenaria se retuerce y se curva, se hace tortuosa y difícil. La sabina nos habla del tiempo, de la fuerza, de la vida. Sus ramas, su tronco, toda ella se adapta a los vientos, a la tierra, a cualquier condición. La madera, roja, sanguínea, imputrescible y aromática. Y su corteza, fibrosa, parduzca, se agrieta dibujando un mapa de surcos a lo largo de su tronco. Mirándola, sus singuales formas nos evocan recuerdos, sueños, historias reales e inventadas.

Desde Chirivel ascendemos por la sierra y nos adentramos en el Parque Natural Sierra María-Los Vélez. Al poco rato, el sendero nos lleva hasta una gran sabina albar, monumento natural. Un árbol de crecimiento muy lento, tanto que cuenta el tiempo por siglos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s