Así funciona… el Infoca: medios aéreos

csk1usuwaaekhu1

Desde el aire la lucha contra las llamas adquiere otra dimensión.  Descargas sobre los focos de los incendios, transporte de personal, vigilancia… Polivalentes, e imprescindibles cuando hay que trabajar en zonas de difícil acceso para los efectivos de tierra, los medios aéreos y el personal helitransportado son los socios perfectos para este combate.

Despegue tras despegue, los niveles de eficiencia y eficacia demostrados, una y otra vez, están avalados por la profesionalidad y gran experiencia del equipo humano que trabaja en estas unidades. Para hacernos una idea, durante la campaña de 2015 sumaron 2.780 horas de vuelo en incendios y descargaron casi 19,5 millones de litros de agua y retardante amónico.

Este año el contingente aéreo ha estado compuesto por 33 aeronaves, de las cuales 24 son helicópteros y 9 aviones. A estos medios hay que añadir 3 aviones y 2 helicópteros posicionados en Andalucía por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y 1 helicóptero que aporta la empresa pública ENRESA.

img_4985-small

Helicóptero de transporte y extinción modelo Bell 412.

Misiones

Los medios aéreos, además de trabajar en primera línea contra los incendios, desempeñan una importante labor en cuestiones tales como el transporte de los bomberos forestales a las zonas de actuación, la vigilancia y coordinación aéreas, la medición de áreas grandes quemadas o el apoyo en labores de intendencia tan importantes como el avituallamiento de los medios terrestres.

Para tales fines, el dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía, el Plan INFOCA, cuenta con distintos tipos de aeronaves, con características específicas que se adaptan a los diversas tareas que se requieren durante los incendios.

Para el caso de lanzamientos contra las llamas, ya sean de agua, agua con espumógenos o productos retardantes, se usan helicópteros, del tipo Bell, Koala y Kamóv, y aviones de carga en tierra y anfibios.

vharlie7

Helicóptero de transporte y extinción modelo Koala.

Una característica de los aviones de carga en tierra, por ejemplo, es que, a diferencia de las otras aeronaves, pueden descargar los tres tipos de productos ya que cargan en sus bases. Los helicópteros, por su parte, además de realizar lanzamientos de agua, transportan a los bomberos forestales y sus herramientas. Para ello se cuenta con aparatos del tipo Bell y Koala.

Otra de las misiones destacadas es la vigilancia aérea, para lo que aviones Cessna 337 sobrevuelan las áreas forestales con mayor riesgo o recurrencia de incendios persuadiendo con su presencia la posible acción de los incendiarios.

Respuesta rápida, la clave del éxito

Una de las claves del funcionamiento de los equipos que trabajan en el Plan INFOCA es el despacho automático, que para los medios aéreos consiste en la salida inmediata, sin esperar órdenes del COP provincial, una vez que se ha recibido el aviso de incendio, con lo que se consigue una rápida intervención, que normalmente oscila entre los diez y veinte minutos, desde que se recibe la alerta.

img-20160920-wa0009

Brica, momentos antes de embarcar en helicóptero Bell 412

Los helicópteros de transporte y extinción llevan a bordo a un grupo de seis bomberos forestales bajo el mando de un técnico de operaciones; en el caso de las Brica, el número de personas es once, más el técnico, lo que posibilita posicionar a personal dentro del incendio los primeros momentos del mismo.

El control durante los incendios

Los incendios siempre ponen a prueba a todos los que participan en su extinción, exigen la máxima concentración para tomar decisiones de forma rápida y acertada. Nunca hay márgenes para el error; y mucho menos si cabe, cuando el trabajo se realiza a varios metros del suelo. Un cambio en la dirección de los vientos, una alteración de la presión atmosférica hacen que las condiciones de vuelo puedan cambiar, de un momento a otro, sin avisar. Y para añadir un poco más de dificultad, hay que añadir todos los aparatos que vuelan, entre el humo y altas temperaturas, en una área relativamente pequeña.

Las tareas de organización de los tráficos de los medios aéreos implicados en la lucha contra los incendios se realizan desde un avión de coordinación y vigilancia, un Cessna 337, a bordo del cual van piloto y dos técnicos de operaciones aéreas que son los ojos desde el aire del director de la extinción.

cor-aereo

Técnico de operaciones aéreas a bordo del avión de vigilancia y coordinación.

Distribución de los medios

El objetivo es cubrir el extenso territorio de nuestra comunidad  y ofrecer una respuesta rápida ante cualquier alerta. El dispositivo cuenta con un total de 39 aeronaves, que se reparten estratégicamente por toda la región.  En este sentido, hay 21 Centros de Defensa Forestal (CEDEFO) que sirven de base para los helicópteros. En el caso de los aviones de carga en tierra es necesario disponer de pistas de aterrizaje. Existen pistas principales, donde los aparatos se ubican de forma permanente , y una serie de pistas secundarias o alternativas, construidas en diferentes puntos, con el fin de acortar los tiempos de actuación cuando se producen incendios en las zonas forestales.

kamov_autor

Helicóptero de gran capacidad Kamov.

Las bases cuentan con instalaciones para alojar al personal de vuelo (tripulantes y mecánicos) y otra serie de instalaciones que permiten desarrollar, en condiciones de seguridad, las labores de abastecimiento de combustible y carga de agua para las aeronaves, garantizando la plena operatividad de todas las unidades.

En cada COP se hace el control de los medios aéreos de la respectiva provincia, en tanto que desde el COR se despachan los medios de carácter regional (todos aquellos que no tienen asignación provincial) y se envían los medios de una provincia a otra en caso necesario, realizándose el seguimiento de los mismos durante sus intervenciones en los incendios. Asimismo, desde el COR se prevé el abastecimiento de combustible en las instalaciones próximas a los incendios en que intervienen numerosas aeronaves y que por consiguiente se produce un elevado consumo de dicho combustible.

En el caso de incendios de cierta entidad se instala el Puesto Avanzado de Incendios Forestales (PAIF), como puesto de mando, con un vehículo especial para este fin y desde el que también se hace el seguimiento in situ de los medios que participan en la extinción.

El factor humano

tripulacion

Tripulación de helicópteros del Plan INFOCA.

Y cómo no, el personal. Las mujeres y hombres que trabajan en estas unidades son una garantía de éxito a la hora de trabajar. Tripulantes, mecánicos y controladores, además del personal auxiliar de las bases, tienen asignada la importante labor de mantener siempre a punto los aparatos y estar preparados para entrar en acción al primer aviso.

Anualmente se realizan reuniones con los pilotos y tripulantes, previas a iniciar la campaña, para analizar los planes de actuación y coordinar las acciones frente a los posibles.

20161018_123403

Mecánico realizando tareas de mantenimiento en el helicóptero Bell 412. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s