Tras las huellas de las tortugas (y VI)

Os contamos en esta entrada el desenlace final del seguimiento realizado estos últimos tres meses a nuestras cuatro tortugas del nido de Pulpí, en Almería: Cocedora, Rabiosa, Pichirichi y Serena.

Como estaba previsto, después de tres meses de emisión comunicando su posición, los satélites fijados a su caparazón ya han dejado de emitir señales. Esta interrupción no es fruto del azar o de mal funcionamiento de los aparatos, sino que, para no comprometer la salud de los animales, los sistemas de fijación que se emplearon sólo garantizaban la sujeción de los satélites unos tres meses, aproximadamente. Así pues, se ha cumplido con éxito el objetivo que se perseguía de obtener información de la ruta que estas tortugas siguieron desde su liberación, allá por mediados de junio.

cocedora-final

Hasta la pérdida reciente de la señal, Cocedora había recorrido más de 3.300 kilómetros, desplazándose primero entre el levante almeriense y el mar de Alborán, que cruzó en el mes de julio para llegar hasta Melilla y desde allí seguir junto a la costa de Argelia. Durante el último mes se dirigió hacia el norte, perdiéndose finalmente su rastro cerca de la isla de Formentera.

rabiosa-final

Por su parte, Rabiosa es la única tortuga de la que actualmente aún tenemos conocimiento, ya que hace un par de semanas llegó hasta una playa del municipio malagueño del Rincón de la Victoria en aparentes condiciones de debilidad, por lo que fue trasladada a las instalaciones del Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas de Málaga para su completa rehabilitación. Hasta ese momento había recorrido más de 3.700 kilómetros en los que ha seguido una ruta similar a Cocedora, aunque llegó hasta aguas de la costa alicantina, por el Este, y hasta las proximidades del estrecho de Gibraltar, por el Oeste.

pichirichi-final

En lo que respecta a Pichirichi, posiblemente haya sido la tortuga que más lejos llegó en su ruta, pues desde el momento de su suelta viajó por el Mediterráneo ibérico hasta alcanzar las costas catalanas, permaneciendo en aquellas aguas más de un mes. Tras más de 3.600 kilómetros recorridos, cuando se perdió su señal se encontraba algo más al sur, entre las islas de Mallorca y Menorca.

serena-final

Por último, Serena ha sido, según el registro de la señal recibida por el satélite, la tortuga que más kilómetros recorrió, sumando más de 4.700 en el momento en que se perdió su señal, en mitad del frente Almería-Orán. Hasta entonces su ruta se desarrolló sobre todo por el mar de Alborán, viajando tanto cerca de la costa española como de la africana.

Nuevas liberaciones

 

img-20160928-wa0003-copia

Nueva suelta de tortugas Caretta caretta en San Juan de Terreros

Estos datos suponen el final previsto de la información que estos cuatro satélites podían aportar, y tendrá su continuidad en la información que proporcionarán los cinco satélites que esta semana se han colocado en otras cinco tortuguitas, también originarias del mismo nido de Pulpí, y que junto a otras 13, se han liberado en la playa almeriense. De este modo, al liberarse en una época diferente del año, se podrán obtener datos de las rutas que sigan las tortugas durante los meses invernales, en los que las condiciones oceanográficas y meteorológicas son diferentes, aportando así una valiosa información sobre el comportamiento de estos reptiles.

Esta segunda suelta también se enmarca dentro del mismo Programa para la conservación de la tortuga Caretta caretta, coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), en el que también participa el Acuario de Sevilla, en cuyas instalaciones se han mantenido estas 13 tortugas hasta ahora.

Así pues, 5 de las 13 tortugas llevarán un emisor de localización vía satélite, al igual que nuestras cuatro protagonistas anteriores. Uno de estos emisores ha sido financiado a través de una iniciativa ciudadana de micromecenazgo (crowdfunding) promovida por la Asociación Hombre y Territorio, que ha contado con la participación de cerca de 100 personas. Dicha iniciativa también ha participado en la designación del nombre de la tortuguita que porta el aparato, a la que han bautizado con el nombre de Morla, como la sabia tortuga de La historia interminable.

Al igual que ocurrió en la primera suelta, alumnos de centros educativos de la zona, junto a algunas de las personas que han participado en la campaña de micromecenazgo y a otras personas que se han acercado abiertamente, han participado en la reintroducción de estas 13 tortugas a su medio.

img-20160928-wa0001-copia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s