Jardín de jardines (V). Botánico Torre del Vinagre

Entrada 2 copia

En pleno corazón del Parque Natural Sierras de Cazorla Segura y las Villas, en las inmediaciones de la confluencia del río Borosa y del Guadalquivir, y en uno de los enclaves de este parque más visitado por los turistas, se encuentra el Jardín Botánico Torre del Vinagre.

Este jardín es un jardín con pasado y con historia. En un comienzo fue usado como terreno de cultivo de cereal y planta hortícola que abastecía a la cercana casa forestal de la Torre del Vinagre, pasando posteriormente a convertirse en un vivero de planta autóctona. Hace ya más de 30 años que estos terrenos se reconvirtieron en un pequeño, pero bonito jardín botánico, con el objetivo de representar la flora y vegetación del parque natural donde se ubica, así como las rarezas vegetales más singulares de estas sierras. Alrededor de 15 años después pasó a formar parte de uno de los primeros jardines botánicos que hoy conforman la Red de Jardines Botánicos y Micológico en Espacios Naturales Protegidos, adaptando el jardín ya existente a los nuevos objetivos de conservación, y ampliando la representación de especies del sector biogeográfico o “provincia natural” conocido como sector sector Subbético. Gracias a este pasado nos encontramos en un espacio con grandes ejemplares arbóreos que destacan desde lejos, y que nos ofrecen fresca sombra en verano y un espectáculo de colores en otoño.

Fuente y cartel RED copia

 

Esta “provincia natural” está formada por una serie de sierras cuya orientación, composición de suelo y clima hace que sea una de las zonas de mayor biodiversidad de nuestro país. En el jardín botánico el visitante puede encontrar en un pequeño espacio elementos vegetales característicos y pequeñas grandes rarezas de todas aquellas zonas que conforman este sector, como la jurinea de Mágina, exclusiva del Parque Natural Sierra Mágina, la fumana de Desfontaines, presente tan solo en dos puntos de la geografía andaluza, uno de ellos en el Parque Natural Sierras Subbéticas en Córdoba, o el geranio de Cazorla, pequeño y raro endemismo del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. De esta forma, en un breve recorrido podemos observar juntas especies que en la naturaleza están muy alejadas entre sí.

El paseo por el jardín comienza en las formaciones vegetales que representan la cumbre de las altas montañas, es decir, las plantas culminícolas, y conforme avanzamos, vamos viendo cómo cambia la vegetación de la misma forma que si bajaremos de una montaña, pasando por los bosques caducifolios de alta montaña, las plantas rupícolas, el pinar de pino salgareño, el sotobosque lauroide y finalmente el bosque de ribera y la laguna con las especies acuáticas.

Finalizado este recorrido, encontramos una amplia zona dedicada a la representación de plantas más exclusivas o endémicas, con el objetivo de que se adapten lo mejor posible hemos recreado el hábitat donde se desarrollan en la naturaleza, teniendo así una zona de plantas de blanquizales o dolomías (afloramientos de sustrato calizo con alta concentración de magnesio), una zona dedicada a las orquídeas e incluso una zona de rocalla y glera.

Terminamos el paseo disfrutando de los frutales que se han cultivado en estas tierras de forma tradicional, u observando nuestro huerto producido con variedades hortícolas de la zona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s