Experiencias compartidas en la lucha internacional contra el veneno

Cartel 50x70cm CEBOS-VENENO DEF

Hace un par de semanas nos visitó una delegación del Ministerio de Parques Nacionales de Israel con objeto de conocer de primera mano y aprender las técnicas propias y las actuaciones de campo de la Estrategia Andaluza de Lucha Contra el Veneno. Las autoridades ambientales israelíes habían solicitado con anterioridad a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio la colaboración para asesoramiento en materia de lucha contra el veneno y, especialmente, el uso de unidades caninas en detección de compuestos tóxicos en cebos envenenados en el medio natural.

20160606_100937

Desde su creación en 2004, el trabajo de la Unidad Canina Especializada (UCE) ha sido esencial tanto para la detección de cebos y cadáveres envenenados como para disuasión. Foto: Íñigo Fajardo

Los visitantes se integraron en el equipo de Agentes de Medio Ambiente y técnicos de AMAYA que han trabajado con la unidad canina en inspecciones preventivas reales en las provincias de Córdoba y Cádiz, quedando patente el alto grado de preparación que nuestros agentes han alcanzado en los últimos años en este aspecto.

20160608_092315

La UCE es un cuerpo altamente especializado de reconocido prestigio internacional. Foto: Íñigo Fajardo

Durante el espacio de tiempo de una semana ambos equipos, israelí y andaluz, han intercambiado experiencias y procedimientos, de gran utilidad para ambas partes, que sin duda van a repercutir de manera muy positiva en el funcionamiento de las respectivas administraciones en la lucha contra el veneno en el medio natural y la conservación de las especies amenazadas.

Como sabemos, el uso de veneno es un problema universal que no entiende de fronteras ni límites administrativos en un mundo globalizado. No existe un solo país, desde Portugal a China, que se libre de esta lacra que tantos daños ocasiona a la fauna silvestre y al propio ser humano.

En el caso concreto de ese país mediterráneo, los problemas son similares a los que tenemos en Andalucía, con las peculiaridades obvias derivadas de los condicionantes humanos y ambientales. Así, por ejemplo, el veneno en Israel se coloca para acabar con la vida de hienas rayadas y chacales, mientras que en nuestro territorio va dirigido contra especies como el zorro, el meloncillo y animales domésticos asilvestrados.

Sin embargo, las similitudes en lo referente a uso de veneno entre ambos países son mayores que las diferencias, y entre estas podemos destacar los tipos de compuestos más habituales, como el Aldicarb. Este es el producto tóxico que más muertes produce bajo la forma de cebos envenenados en ambos países, lo que pone de manifiesto la existencia de redes ilícitas que lo comercializan a uno y otro lado del Mediterráneo. Recordemos que la tenencia de este compuesto fue desautorizada sobre la base de su extraordinaria toxicidad y, por tanto, su uso está tipificado como delito en la legislación nacional de ambos Estados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s