Beyond wood. El futuro de los bosques europeos

Colorida dehesa José Luis Roldán Sosa

Colorida dehesa. Foto: José Luis Roldán Sosa

Hoy nos gustaría hablar de la Conferencia “Beyond wood. The multiple services provided by Europe´s forests”, que se celebró hace un par de semanas en Bruselas.
Esta conferencia responde al tipo y método de trabajo que hacen en la Comisión para captar ideas que alimenten la elaboración de normas y otros documentos. La verdad es que lo tienen difícil. Deben confeccionar reglamentos, normas, dictámenes, informes…, que concilien los intereses de los 28 estados miembros, de sus gobiernos y todos sus actores. Y en el caso de los bosques, hay que tener en cuenta que no hay una política común, como sí la hay, por ejemplo, de agricultura. Además,  en una Europa que se ha hecho tan grande, siempre hay líos por doquier, y problemas muy graves que acaparan la atención y la energía de los decisores.

Sin embargo, aunque no haya política europea de bosques sí hay Estrategia Forestal, y Estrategia de la Biodiversidad 2020, y Natura 2000, y la Directiva Aves, y el acuerdo de París sobre el cambio climático, y reglamentos de desarrollo rural que abordan también el medio ambiente y los bosques, y el primer pilar de la PAC que también tiene que ver con la superficie forestal. En definitiva, que sí que hay mucho que decir en Europa sobre los bosques, así que no es extraño que sean motivo de su preocupación.

Los organizadores (la DG ENVI) reunieron en la conferencia a muchos de estos decisores, compartieron su desarrollo con la DG AGRI e invitaron a otras varias. La idea era ayudar a identificar cómo poner en valor los servicios de los ecosistemas de los bosques que van más allá de la madera (y la biomasa). Y, también, establecer contactos, fortalecer lazos. Hacer amigos, en definitiva.

  • Ideas que más me han llamado la atención

Hay cierta sensación de vértigo con el papel de los bosques dentro del conjunto de energías renovables y, especialmente, en la contabilidad de la biomasa forestal como fuente de mitigación del cambio climático. El argumento es sencillo, ¿es la biomasa forestal una fuente de energía neutral en la contabilizaciónd el carbono? Porque, efectivamente, en comparación con el petróleo, esta puede tener la consideración de renovable. Pero necesita de un plazo de, pongamos, entre 30 y 200 años para restituir el carbono almacenado tras una corta, lo que ante la necesidad de cumplir compromisos de reducción a 20 o 30 años vista parece excesivo. Esto es también importante: se percibe que nos hemos movido de paradigma; estamos ya en la época post-acuerdo de París, con la presión de que el cambio climático es, sino el principal, uno de los mayores desafíos planetarios a muy corto plazo. Ya no es algo en lo que se pueda o no pensar. Y, además, no debemos olvidar nunca lo esencial, que los bosques no son sólo madera…

Se están haciendo intentos por incorporar en los sistemas de cuenta los servicios ecosistémicos. La UE tiene esta información en la web MAES . Es especialmente orientador el informe sobre el proyecto. Pero todavía estamos lejos de conseguir algo concreto (¡no es algo intuitivo ni que se implemente fácilmente!). Los proyectos que hemos hecho en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (Ecosistemas  del Milenio y RECAMAN) están en sintonía con este enfoque y, de hecho, nos han pedido más información para poder incorporarlos a su proceso de desarrollo.

Faro Camarinal

Mirador Camarinal (Tarifa, Cádiz)

La particularidad de nuestros bosques estuvo también presente. La verdad es que sigo sin entender cómo contemplan los países europeos los matorrales en sus estrategias. Es como si no existieran. O tenemos campo, o tenemos bosques arbolados. ¡Qué raro! Así no es extraño que luego se monte un jaleo tan grande como hay con el tema del pastoreo en la PAC.  ¡Si no sabemos bien lo que son! Es como si las vacas y ovejas PAC estuvieran diseñadas para pacer en un campo de golf; pero cuando lo hacen bajo las copas de los chaparros de una dehesa o entre arbustos o matas,los ganaderos tienen serios problemas al presentar su declaración de ayudas .

Eso sí, todos estamos de acuerdo y gozamos de mucha empatía cuando planteamos los problemas que nos cuasa la aplicación de la reglamentación PAC a nuestros terrenos forestales no arbolados, o a los arbolados que tienen ganado. Cuando saqué el tema de la dehesa, pues todos muy de acuerdo, con mucha empatía que se dice ahora. “Vaya situación fastidiosa”, “esto no puede ser”, decían.  Pero luego, no se acaba de ver resuelto en los reglamentos. En fin, que igual se arregla con el tiempo.

Lo que no está tan desarrollado es el pago por servicios ambientales. Y eso que se lleva tiempo hablando del tema. Pagar por lo que se hace, que no es una subención ofrecer servicios que los demás los disfrutamos. Esto es un poco preocupante…

De hecho, el haber ido en representación de un país y una región un tanto alejada del centro de decisión europea para presentar algunos casos prácticos y reflexiones es motivo para todos de satisfacción, pero siempre es mucho mejor poder aprender y compartir ejemplos de otros sitios…y da la impresión de que no hay tantos. Por otro lado, los reglamentos europeos de ayudas (los fondos europeos) son buenas, pero podrían ser mejores, porque en algunos temas se lían un poco y en otras ocasiones resultan ser excesivamente complejas. Incluso el FEADER habla de pago por servicios de los ecosistemas, pero luego se achanta un poco y sólo incluye como subvención el lucro cesante. Además, con un coste burocrático cada vez mayor, de lo que resulta que el dinero que llega a los beneficiarios llegue muchas veces sin casi energía, casi triste y enfadado, en lugar de llegar con mucha ilusion por ayudar a hacer algo que a todos los europeos les interesa. Igual, si se repiensan mejor los reglamentos , les podríamos sacar más jugo; la financiación europea llegaría con más energía y le daríamos más felicidad al presupuesto y, mejor aún, a los beneficiarios.

El viaje dio también para muchas anécdotas. El representante de los selvicultores, un escocés, se plantó con su kilt de cuadros verdes, comunicando con su falda mensajes adicionales al contenido de su discurso. Al mismo tiempo, la mayor parte de los ponentes hablaron en inglés, cada uno con su acento: italiano, búlgaro, alemán, francés… El representante húngaro, no, lo hizo en su idioma, pero estaba un poco enfadado y me dio la impresión de que los traductores nos ahorraron ciertos pasajes de su intervención, sin perder para nada su esencia. En los corrillos se hablaba del referendo del Brexit y del escenario de una Unión Europea sin ingleses, pero hablando en inglés. Entre unas cosas y otras, llegó un momento en que no entendía nada, pero como me tenía que ir al aeuropuerto y había un montón de soldados con el cetme en bandolera, embarqué lo más rápido que pude los pensamientos y me quedé medio dormido en el vuelo de regreso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s