Jardín de jardines. Botánico Hoya de Pedraza

Aethionema saxatile

Aethionema saxatile

El visitante, casi siempre apresurado, puede tener la impresión de estar en un monte donde se le han puesto nombres a algunas plantas. Nada más lejos de la realidad. Cierto es que nos encontramos en plena naturaleza, a casi 2.000 metros de altitud, pero no dejando de ser montaña es un espacio perfectamente estructurado en el que se agrupan y presentan con criterios botánicos plantas por motivos tan distintos como su atractivo o su grado de amenaza, y que se ofrecen de forma cómoda y agradable tanto al público general como al especializado. Un jardín de jardines. Así podríamos llamar al Jardín Botánico Hoya de Pedraza.

JB Hoya de Pedraza entrada

Iniciamos con esta visita una serie de entradas que nos llevarán por todos los espacios que conforman la Red de Jardines Botánicos y Micológicos en Espacios Naturales de Andalucia. Esta red está compuesta por 12 jardines, distribuidos por toda la comunidad, tan distintos como valiosos, cada uno con su propio sello, y a los que vale la pena acercarse para conocerlos.

 

 

Este jardín, en concreto, se sitúa dentro del Espacio Natural de Sierra Nevada. A él podemos llegar por la carretera de acceso a la estación de esquí de Pradollano. Hoya de Pedraza se organiza en torno a tres unidades: el jardín calcícola, el jardín silicícola y el jardín de especies amenazadas y singulares. En el primero se representan, entre otras, especies vegetales tan exclusivas como la escobilla de Gádor o la verónica de las sierras béticas, todas propias de las sierras, con suelos de naturaleza caliza, que corren paralelas al mar desde Almería hasta Motril (Gádor, La Contraviesa y Lújar).

En el jardín silicícola las plantas que se mantienen proceden de Sierra Nevada y de Los Filabres; sierras caracterizadas por suelos que se originan por la descomposición de esquistos, un tipo de roca que recuerda a las pizarras por su forma de fracturarse en láminas. Aquí podremos ver la nombrada manzanilla real, que no tiene nada en común con la utilizada en infusiones, más que el nombre; la pequeña y atractiva amapola del Mulhacén; y el ranillo de las nieves, entre otras muchas. Vestigios de un clima mucho más frío que el actual.

Por último, el jardín de especies amenazadas y singulares es un compendio de las dos unidades anteriores. Está organizado en una zona nivelada y de tránsito accesible para personas con limitaciones de movilidad.

JB Hoya de Pedraza visitantes

A la riqueza botánica se le une como valor añadido el paisaje del entorno con sus vistas tanto a la zona de cumbres dominada por el pico de La Veleta, como al río Monachil con sus laderas coloreadas de amarillo por los extensos piornales, y sus masas boscosas del perezoso roble melojo que en estas fechas tardías va abriendo sus nuevas hojas. Todo ello hace del enclave un lugar ideal para disfrutar de un tranquilo paseo, a la vez que vamos observando plantas difíciles de localizar en su medio natural, donde han sido vistas por muy pocas personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s